jueves, 31 de diciembre de 2015

-Último día del año

Hoy es el último día del año 2015, que rápido se pasa el tiempo, cuantas cosas han pasado este años, cuantos cambios…
En un año mi vida ha cambiado por completo, y eso también me ha hecho cambiar y madurar por dentro.
Tomé una de las decisiones más difíciles de mi vida… Dejar a mi novio… Jamás se me va a olvidar aquel momento en que decidí, por fin, poner un punto final a una relación, que al menos para mí, ya no tenía futuro… Me costó mucho tiempo darme cuenta y más aún tomar la decisión, no solo por el daño que sabía que le iba a hacer a la otra persona, sino también por el miedo a quedarme sola y no encontrar a otra persona. Eso pasó un 27 de Agosto, día de mi santo…
Anteriormente pasaron cosas, cosas que poco a poco me decían que no podía seguir con esa relación, pero yo no me daba cuenta de ello, o quizás, no quería darme cuenta… Mi año empezó bien en un principio, estábamos bien, pero luego todo fue cambiando…
Ahora llevo cuatro meses sin pareja y me he sentido mejor que nunca, realmente necesitaba ese cambio, necesitaba un espacio para mí, necesitaba libertad…
Los primeros dos meses fueron puro desfase y diversión, aparte de que conseguí trabajo haciendo lo que me gusta y eso me hizo muy feliz.
Pero no siempre la cosa podía ser así, llegó un momento en que dije, “hay que calmarse”, pero sin dejar de pasarlo bien, tenía que volver a la realidad y empezar a pensar antes de actuar.
Y poco después, me hicieron daño, por primera vez en tres meses que habían pasado, y menos mal que era poco tiempo y que reaccioné y puse las cosas en su sitio, porque no estaba dispuesta a sufrir por un idiota.
Ya pensé, que si todos iban a ser así, si siempre me iban a buscar por lo mismo, me iba a quedar sola… Aunque ahora no lo sé…
Ahora estoy barajando otras posibilidades gracias a una persona que apareció en mi vida en el momento perfecto y no sé lo que va a pasar, porque ahora mismo solo nos estamos conociendo, pero él es diferente…
El sí que es diferente, no porque él lo diga, sino porque yo lo siento así… No tiene nada que ver con los demás, es una buena persona de verdad porque cada día lo demuestra y todavía no he encontrado nada que diga lo contrario…
Así que termino el año contenta, rodeada de buenas personas que ya estaban en mi vida y que han aparecido este año en ella y me alegro mucho de que formen parte de mí y de este año 2015.

2015 ha sido un año diferente, lleno de cambios, y puedo decir con orgullo que no me arrepiento de nada de lo que he hecho. ¡Feliz año nuevo a todos! :D

domingo, 20 de diciembre de 2015

Estoy cansada…

Estoy cansada de que siempre sea la misma historia…
Estoy cansada de que los hombres me busquen solo para una cosa… Como si fuera un objeto de usar y tirar… Como si realmente no les importara nada de ti, solo eso.
Sólo el disfrute de una noche que olvidarán al poco tiempo siendo yo para ellos una más de su colección de noches perdidas.
En estos cuatro meses que llevo soltera me he encontrado siempre con lo mismo, aunque intentaran ser algo que no era para llegar al mismo punto.
En un principio no me importaba no me importaba… Pasé dos meses desfasada porque quería disfrutar del momento y ser libre para hacer cualquier cosa sin pensarla dos veces…
Pero todo llega a su límite y ya estoy cansada de que todo siga igual…
Qué, como ya dije, no es que quiera buscar otra relación en mi vida; sin embargo, tampoco quiero seguir sintiéndome como un objeto para los hombres, que me utilicen para desahogarse un noche y después… “Adiós, que te vaya muy bonito”… Sin que les importase nada más.
Quiero poder encontrar una persona que quiera algo más que eso, que pueda compartir más cosas, que podamos conocernos más, dejar que fluyan las cosas, ver si somos compatibles… Y con el tiempo, ver si podría convertirse en algo más serio.
Solo busco eso… Pero parece que es mucho pedir…
En momentos como este, siento que me quedaré sola para siempre, que mi única oportunidad de ser feliz con alguien fue con mi ex y al final tampoco pudo ser…
Que por una parte en normal… soy yo, quien podría querer tener algo conmigo… Si, ni siquiera entiendo por qué me buscan para eso, aunque hay muchos desesperados por la vida…
Me siento sola muchas veces, y siento que seguirá siendo así por mucho tiempo, pero tengo que seguir hacia delante y luchar por lo que quiero… Y no dejar que me utilicen más como un objeto. Eso se acabó, porque no puedo aguantarlo ya, porque quiero poder encontrar algún día la posibilidad de rehacer mi vida con otra persona… aunque eso puede que se quede solo en ilusiones mías…

Pero como dice el dicho, prefiero estar sola que mal acompañada.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Obstáculos

A veces la vida te pone obstáculos… o tú mismo te los pones…
Esta vez no sé si ha sido más bien mi culpa y cómo culpa mía debo aceptar la responsabilidad y adaptarme a la situación.
El sábado, como ya dije, me lesioné y ayer tenía que actuar en el teatro Romea, un teatro muy importante… Era una actuación a la que tenía que asistir si o si, no podía dejar colgadas a mis compañeras; así que actúe y todo salió mejor de lo que esperaba a pesar de la lesión, hice lo que pude y seguí para delante aunque me doliera.
A veces, cuando uno se encuentra en estas situaciones, no sabes que hacer; no sabes que camino escoger… Yo escogí el camino difícil, el camino que podía haber sido mi fin sino llevaba cuidado, pero de vez en cuando hay que asumir riesgos; no solo por uno mismo, sino por las personas que te rodean y a las que influye tu decisión…

Hoy yo no me arrepiento de haber tomado esa decisión, pude actuar aun estando lesionada y lo conseguí hacer bien y superar con creces. Así que siempre está bien correr algún riesgo de vez en cuando, tirarse a la piscina sin ver si está llena o vacía.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Un fin de semana

Al final, el fin de semana que me vino encima y por el cual estaba tan preocupada no salió tan mal cómo esperaba. El jueves fue el pre-estreno que con sus más y sus menos se hizo decentemente; el viernes desfilé por primera vez, la verdad es que me puse muy nerviosa pero salió bien; y el sábado fue la actuación en la Masters Cup, que a pesar de empezar mal por un pequeño resbalón de un compañero, a todo el mundo le gustó y fue una grata sorpresa.
Pero, cuando estaba terminando la actuación y me abrí de piernas en un momento; no sé por qué, mi pierna hizo “crack” y seguí bailando pero después de eso ya no me pude mover en todo el día.
La verdad es que estoy preocupada, porque me sigue doliendo, me estoy echando cremas y demás, pero es que mañana actúo otra vez y cómo no esté lo suficientemente bien no sé lo que voy a hacer, tengo que actuar si o si, pero…

En fin, a ver qué pasa, guardaré el mayor reposo posible y esperaré a que el tiempo diga…

jueves, 10 de diciembre de 2015

Te olvidaré...

Mira que te dije desde el principio que dejaras las cosas claras, te lo pedí mil veces y tú hiciste cómo si nada. Siempre esperaba una respuesta, hasta que vi que no responderías no tuve que forzar las cosas. Actué cómo una tonta, dejándome llevar por unos sentimientos hacia a ti que me destrozarían en mil pedazos… y yo lo sabía, pero hice caso omiso. En vez de eso te hice caso a ti y seguí tu consejo.
¿Quién me mandó a hacerlo? Nadie…
Aún no sé por qué lo hice, por qué decidí hacerte caso, a un criajo, un niñato que se cree muy maduro y muy diferente al resto, pero la verdad sí que es distinta.
Si realmente fueras lo que dices, cuando te pedí desde el principio que dijeras las cosas claras lo hubieras hecho; y lo peor es que tú mismo lo admitiste, tú mismo dijiste que estabas hecho un lío… Así que, perdona, eso no es de ser precisamente maduro, aun sabiendo lo que yo estaba sintiendo hacia ti y que tú no lo tuvieras claro y no dijeras nada hasta que yo te forzara… Pues es de ser un irresponsable y un inmaduro.
Me has hecho mucho daño en muy poco tiempo, pero te olvidaré, te lo prometo. Desde lo más hondo de mi corazón te sacaré para no volver a sentir esto jamás. Esto es la despedida final, aunque tú no lo vayas a leer nunca; esto es un adiós para siempre.

Ya todo está dicho, ya no hay vuelta atrás, así he decidido actuar y así hiciste tú, solo espero que no pienses volver a mi vida jamás.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

-Me estás volviendo loca-

Te has vuelto necesidad en mi vida,
en tan solo unos días.
Mi mente me lleva a ti
una y otra vez sin fin.
Por qué me hiciste sentir
todo esto que me está matando,
para hacerme después sufrir
y desahogarme en el llanto.
No dejo de darle vueltas
a tus palabras en mi cabeza.
No hago más que ver tu imagen
y el corazón a mil me late.
Jamás pensé que fuera posible
sentir esto que siento
en tan poco tiempo.
Hasta que la verdad no fue visible
no tuve miedo
de un amor sincero.
Me quieres hacer esperar en silencio
y me desespero.
Tus besos dejaron huella en mi pecho
y me atormento.
No se cuanto más aguantaré,
siento que me estoy volviendo loca.
No sé qué haré
y pensar en un adiós me ahoga.
¿Qué me has hecho?

A pesar de que te dije que acabaría sufriendo…

En el mar de la espera…

Me dices que hay algo aclarar, que no está todo dicho, que me lo explicarás…
Pero me mata esperar. Espero y me sumo en un mar de dudas que vuelan en mi cabeza… ¿Qué es lo que tienes que decirme?... Será bueno, será malo... Tantas ideas recorren mi cabeza…
No dejo de pensar en ello y hace tan solo unas horas que me dijiste eso, por qué es tan difícil esperar, si solo no tengo que hacer nada. Pero no hacer nada para mí es imposible.
Quizás me vayas a decir que no quieres volver a verme, quizás será un adiós para siempre, o quizás no… A lo mejor es todo lo contrario, sin embargo, yo siempre pienso en lo peor. No puedo evitarlo, porque no quiero ilusionarme, no quiero sentirme más como una tonta, no quiero sufrir por una persona que conozco menos de un mes…
¿Por qué me has hecho sentir esto que llevo dentro?... Hace mucho que no siento esto por nadie, no estaba en mis planes sentirlo ahora, no pensaba que podría gustarme una persona de esta manera en tan poco tiempo…
Y no dejo de pensar, no dejo de darle vueltas… ¿qué estás pensando?, ¿qué pasa por tu cabeza en estos momentos?, ¿realmente estás pensando en lo que me vas a decir?... No lo sé, no sé nada sobre ti, cómo habría de saberlo si solo nos conocemos un mes…

Por todo esto que se une en mi interior la espera me mata, segundo a segundo, lentamente; pero no puedo hacer nada… solo esperar sentada.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Ilusiones rotas.

Me hiciste cree que eras diferente, que eras único, especial… Pero luego resultó no ser tan cierto cómo decías.
Me escribías cosas tan bonitas, cómo sino fuera otra más, me tratabas de una forma distinta a los demás. Pero al final era lo de siempre, solo querías lo que todos quieres, lo que todos venías buscando de mí en estos tres meses; y antes no me hubiera importado, si fuera otro no me hubiera importado, sim embargo eras tú… y entonces me importaba demasiado.
Porque tú mismo me hiciste ver una posibilidad diferente, y no estoy refiriendo a una nueva relación pero tampoco quiero ser algo tan efímero que solo quede en el recuerdo, no quiero ser solo deseo de una noche, un día o varios; algo que solo buscas por una razón y que olvidarás fácilmente.
He cambiado y me he dado cuenta de que necesito algo más; más cercano…
Tú abriste esa puerta en mí y ahora la quieres cerrar, quitándome todas las esperanzas que tenía puestas en ti. Y ahora puedo ver que no, no eres diferente, eres solo otro más, otro de los que pasan y se van rápidamente de mi vida, o eso me hacen sentir tus palabras.
Y así quedo yo cómo una tonta, un estúpida, que cae sin remedio al vacío de la soledad de nuevo. Pero que podía esperar de alguien como yo, sino valgo la pena…
Y después de llorar sin que tú lo sepas, volveré a sonreírte y actuar como si nada me dañara, como si no me afectara en absoluto. Lo llevaré todo dentro de mí, aguantaré el peso de mis sentimientos para que tú no me veas sufrir, y dejaré que el tiempo decida lo que va a ser.
Solo espero no sufrir más de lo ya hecho, porque ahora ya no le abriré las puertas de mi corazón de par en par, no dejaré que vea lo que hay dentro. No puedo hacerlo, no puedo enamorarme, no ahora y mucho menos de él. Porque sé que tarde o temprano volverá hacerme daño.

Así que el tiempo y mi decisión dirán si realmente sus palabras son lo que él dice o lo que siento yo… Si él es único u otro del montón.