miércoles, 4 de febrero de 2015

Yo...

¿Sexy? ¿Atractiva? ¿Guapa?... ¿Acaso es eso lo que vería alguien en mi? Alguien puede ver eso en mi? Porque yo, por mucho que lo he intentado no lo veo.
Dicen que hay que quererse a uno mismo para que alguien te llegue a querer. Que quererse a uno mismo es importante. ¿Pero qué pasa cuando uno se mira al espejo y solo ve lo malo?
Día tras día me miro al espejo y ponga la pose que ponga, intente pensar en cosas buenas, en qué puede haber bueno en mi... No lo veo, solo veo defectos y más defectos. Por todas las cosas que me han pasado en la vida, toda la gente, los momentos, los errores y los aciertos... Todo pasa factura y esto es lo que soy ahora.
La gente intenta que cambies de opinión, que veas lo bueno, que es malo ser pesimista con uno mismo, ser negativo... Odiarse a uno mismo...
Yo me odio por momentos... Hay veces que lo dejo todo a un lado, hago cómo que lo olvido, olvido lo que siento... pero otras veces, cuando vuelvo a caer, a equivocarme, a tropezar; lo recuerdo. Recuerdo cuanto me odio a mí misma, unas veces mayor, otras menor, pero siempre me acabo odiando.
Pero... ¿por qué debemos querernos?, ¿por qué todo el mundo piensa de esa forma?, ¿por qué odiarse tiene que ser malo?
Yo me odio y si tengo personas a mi lado, sobre todo una muy importante, mi novio. Se supone que si te odias no debería ser así. Pero en mi caso yo soy la excepción a la regla. Como tantas puede haber en este mundo. Puede que haya personas que también se encuentren con el mismo problema, que también sean la excepción a la regla. Que sean lo raro.
De verdad que intenté cambiar muchas veces, pero ahora pienso...
Yo soy así, yo llegado a este punto soy feliz. A pesar de todos los problemas y de odiarme a mí misma. Estoy aquí y he llegado gracias a los errores y aciertos que tuve en mi vida, gracias a cada momento bueno o malo, gracias a todas las personas que me apoyaron y no me apoyaron, gracias al camino que yo escogí.
Así que quizás yo sea de esta forma por algo, quizás odiarse no sea malo ni bueno. Y no ver lo que otros ven y la manera en que la ven no sea malo ni bueno. Simplemente yo soy así.
Esta soy yo, y ya está.

martes, 3 de febrero de 2015

Vaya días...

Bueno, últimamente no he podido escribir mucho porque he estado liada entre unas cosas y otras. Demasiadas cosas en pocos días. Exámenes, trabajo, ensayos...

La actuación con mis chicos en el Ramón y Cajal salió bastante bien a pesar de los contratiempos y de que el salto saliera regulero, pero estuvo bien y estoy contenta.

Por otro lado, me han quitado las clases en el gimnasio y... es UNA MIERDA. Ahora tengo que buscar más gente para mis clases como sea. Porque necesito gente para poder seguir pagándome la academia...

A parte, he hecho hasta ahora dos exámenes pero el música me salió mucho peor de lo que esperaba. Tuve un fallo al no leer un enunciado dando por hecho que ya sabía hacerlo y la cagué. Eso ya lo hice mal y ya me puse fatal y lo que me quedaba de examen lo empeoré aún más con lo mla que estaba.
Menos mal que siempre me quedará ir a junio.

Dejando a un lado toda la mierda de exámenes y demás follones, el domingo pasado fue el cumple de mi cuñada, Andrea y estuve ayudándola a hacer las pizzas para esa noche. Vino mucha gente de su familia y Tomi (mi one-chan), con el cual ya no puedo pasar mucho tiempo. Bueno, ya hace bastante que no puedo estar con él. Y me da mucha pena, tanto a mi como a Garnés. Porque para los dos él ha significado mucho en nuestras vidas y ahora ya no es lo mismo...
Pero bueno, el cumple fue divertido y nos pasamos la noche jugando al bang. Hasta las 4 de la mañana, exactamente.

Y esta es mi vida hasta ahora. Las cosas con mi novio siguen viento en popa y eso me hace sentirme la mujer más feliz del mundo a pesar de nuestras broncas diarias. Y dentro de nada, la semana que viene mejor dicho, me voy a Albacete con Amai Yume. Estoy deseando que llegue ese fin de semana.