miércoles, 25 de mayo de 2016

Eres tú lo que yo quiero



Con él todo es tan sencillo...
no tengo que guardarme nada
solo tengo que decirlo.
Lo miro y se lo que piensa...
no tengo que esconderme
pues siento que él me porteja.
No importa que nos conozcamos dos días,
se que puedo confiar en él.
No importa lo que el tiempo diga,
estará ahí, lo se.
Cada vez que miro sus ojos, su sonrisa...
se ilumina todo el cielo.
Cada vez que siento sus abrazos, sus besos...
siento que mi corazón se sale del pecho.
Es tan fácil entendernos...
Somos tan diferentes y a la vez tan parecidos...
Algún error cometemos,
tenemos pasados distintos,
pero también sufridos.
Cómo me gustaría ahora
tenerle entre mis brazos,
poder besar esos labios
que me llenan de un calor extraño.
Extraño...
porque nunca lo había sentido.
Extraño...
porque me hace morir entre suspiros.
Le anhelo en las horas y minutos,
esperando que llegue el momento
para decirle entre susurros,
"eres tú lo que yo quiero".
Porque me sacas lo mejor que llevo dentro,
me aceptas tal y cómo soy,
me escuchas y me tratas
de una forma tan delicada...
que por ti espero hoy.

jueves, 19 de mayo de 2016

Desde aquella noche

Aquella noche fue especial, no por lo que pasará en sí, sino por lo que sentí...
Hacía mucho tiempo que no había sentido algo así por nadie, aunque a la misma vez todo era diferente...
Esa pasión contenida, ese calor que me envolvía poco a poco, esa sensación de que todo era sencillo, que todo fluía.
Después de esa noche no he podido olvidarte...
Cada día tengo ganas de volver a verte, tengo ganas de volver a sentir tus manos sobre mi cuerpo, de volver a ver esos ojos que me dejan embelesada, de sentir tus labios junto a los míos, de... de mucho más.
Aquella noche no quería que acabara, sentía que quería más a cada momento, no podía dejar de besarte, no quería dejar de besarte... pero... a la misma vez sabía que no podía ir a más, sabía que tenía que esperar...
Y ahora que estoy esperando, desespero entre ardientes deseos que vienen una y otra vez a mi cabeza y a mi corazón...
No sé qué me has hecho en estos dos en estas dos semanas pero, me estoy volviendo loca...
No quiero que pase un día más sin estar cerca de ti... ¿porque estás tan lejos?
Solo puedo verte en mis sueños...
La distancia y la espera es eterna...
Aunque sé que merecerá la pena...
Porque eres de esos chicos que realmente la merecen, porque eres especial, o eso es lo que yo siento.
Sé que en estos meses he dicho ya más de una vez "él es diferente" y en ese momento lo pensaba aunque luego resultara no serlo...
Pero esta vez algo ha cambiado, desde el principio... hemos estado hablando dos semanas y es como si lo conociera un año entero, él es como dije en la otra entrada; no le importa como vista o como baile o cualquier tipo de prejuicio; a él le importa como soy y quiere conocerme realmente a pesar de no intentar tener nada serio y tomárnoslo con calma.
Cada noche me acuesto con una sonrisa gracias a él... y estoy súper agradecida de haberle conocido, solo espero que las cosas sigan viento en popa hacia un rumbo no fijado pero, de seguro, será maravilloso.

domingo, 1 de mayo de 2016

¿Por qué tengo que cambiar?

Podría parecer una princesita, una chica formal e inocente; pero no es así cómo soy y no tengo por qué cambiar por nada ni nadie.
Mi forma de ser, mi forma de vestir quizás muestran a los chicos que soy una chica fácil, una chica cualquiera, pero no lo soy...
Ellos, yo creo que tienen en su cabeza la imagen de "las chicas que se tirarían" y "las chicas con las que saldrían". Y yo está claro que estoy en la primera lista...
Me lo han hecho comprobar en estos últimos meses. Todos, o la mayoría de tíos con los que he tenido algo intentando que fuera más duradero que un "polvo de una noche" pero nada serio... En cuanto las cosas se torcían un poco, conocían a otra y empezaban a salir con ella...
Yo no se si es que alguien me ha echado un mal de ojo, una maldición o que...
Pero sino era eso, es que siguen enamorados de la chica de antes, o son unos golfos y sólo buscan algo esporádico de una noche.
Dicen que es probable que sea por cómo visto y cómo bailo.
Dicen que si voy con escote y enseñando barriga los tíos solo me van a buscar para lo mismo. Pero...
por qué tengo que cambiar mi forma de vestir por tontos que no se merecen ni que les mires; qué tiene de malo ir con escote, es mi forma de vestir, me gusta llevar escote cuando salgo de fiesta, pero no por eso voy a coger y a tirarme a todos los tíos que se me antojen cada noche que salgo, no por ello voy a ser una chica facilona, no por ello voy a querer solo algo esporádico. Aunque digan que una imagen vale más que mil palabras en este caso no es así, porque si me conocieran un poco sabrían que yo soy todo lo contrario a lo que muestro en muchas ocasiones.
Y NO ESTOY DICIENDO QUE QUIERA ALGO SERIO, que quede claro.
Pero no quiero ser una chica que va de cama en cama, bueno... ya lo he dicho otras veces en mi blog.
Luego está mi forma de bailar. Si me ponen reguetton a los sitios que voy pues yo bailo reguetton, y yo soy bailarina, no puedo evitar bailar a mi aire y darlo todo hasta en las discotecas, me sale solo y sino lo hago no soy yo misma... Me da igual quien esté delante, me miren cómo me miren, piensen que soy una guarra... me da igual, no voy a dejar de bailar por nada ni nadie en este mundo; eso lo tengo más que claro.
Así que estoy cansada de que me juzguen por lo que se ve a primera vista, por un escote, o por bailar reguetton... Yo soy mucho más que eso.
Y si alguna vez apareciera en mi vida alguien a quien le interesara de verdad, intentará conocerme y no le dará importancia a todo esto que estoy diciendo; mirará mucho más allá de este escote.
No se si esa persona llegará a aparecer, porque cada vez quedan menos personas así, que no se fijen solo en el exterior, pero nunca perderé la esperanza del todo; y por supuesto, nunca cambiaré por nada ni nadie.
Esto es lo que soy yo, y aunque a mi misma no me guste, al menos lo acepto y vivo cada día con ello.